¿Qué municipio español ha sido el primero en cumplir con los estándares de residuo cero y de economía circular de acuerdo a los estándares de #ZeroWaste Europa? El Boalo, con apenas 7.250 habitantes, es el primer municipio de la Comunidad de Madrid en cumplir con los estándares de residuo cero y de economía circular de acuerdo a los estándares de Zero Waste Europa. Y todo gracias a la puesta en marcha de un innovador programa de gestión sostenible en el que se han volcado sus vecinos.

    Chus
    Por Chus

    En julio de 2016, el Ayuntamiento que gestiona El Boalo, Cerceda y Mataelpino remunicipalizó el servicio de gestión de residuos sólidos urbanos y limpieza viaria. “Llevábamos mucho tiempo pensando este proyecto y cuando por fin conseguimos la financiación necesaria para ponerlo en marcha, quisimos que generase ilusión en la gente para que se implicasen en él”, explica Javier de los Nietos, alcalde de la mancomunidad y alma mater del proyecto. La respuesta de los vecinos fue inmediata y muchos de ellos participan de forma activa en iniciativas como el programa piloto de recogida de residuos puerta a puerta o el compostaje doméstico.

    “También hemos tratado que las estrategias de gestión de residuos lleguen hasta los colegios para empezar con una educación desde la base y que sean los niños y niñas los que impulsen los proyectos desde sus casas”, añade. “Queríamos ir más allá de las campañas de sensibilización clásicas (días de bolsas sin plásticos, programas de separación de residuos…) y decidimos instalar los avicomposteros junto a la escuela, facilitándoles un espacio que sirve de aula de trabajo en la naturaleza y que cuenta con tres cosas básicas: unas gallinas que aprovechan parte de los restos orgánicos del comedor como alimento, unas composteras donde se aprovechan la otra parte de esos restos orgánicos y un huerto donde empleamos ese material compostado y del que obtenemos hortalizas”.

    Descubre los proyectos sostenibles de El Boalo

    En la dehesa de Cerceda hay un colegio aún más silvestre: el primer Bosquescuela de España, un centro de educación infantil innovador en el que los niños aprenden a relacionarse con el medio ambiente, a dialogar y jugar en un entorno completamente natural y libre. “Nosotros les alquilamos el espacio y les hemos acompañado durante la definición del proyecto”, explica de los Nietos.

    Otras de las grandes apuestas del Consistorio ha sido la creación de un rebaño municipal de cabras guadarrameñas. Con esto pretenden, además de rescatar una especie en peligro, impulsar el pastoreo, una tradición local que corre el peligro de perderse y que ellos han sabido aprovechar para integrarlo en su proyecto de gestión de residuos. “Las cabras realizan el desbroce natural de parcelas, reduciendo la cantidad de residuos vegetales generados en el pueblo y previniendo que se produzcan incendios”, apunta de Los Nietos, biólogo de formación y pastor ocasional.

    Esta iniciativa está íntimamente ligada con otra de las patas de este proyecto agroecológico: la generación de valor y empleo. “Estamos creando directa e indirectamente un tejido empresarial”, asegura el alcalde. El rebaño, por ejemplo, ha dado lugar, por un lado, a la Quesería Maliciosa, que se abastece de la leche de las cabras y de otra ganadería local y, por el otro, a un experto en educación ambiental que es el que hace de guía turístico para las familias y para los grupos escolares durante la actividad de pastoreo por la Sierra de Guadarrama.

    En enero también comenzará a funcionar Buenacompra, un portal gestionado por una asociación de mujeres emprendedoras, que promoverá el comercio de proximidad y funcionará como un mercado de abastos digital en el que los vecinos podrán comprar en los comercios locales. Además, a lo largo de 2018, darán una vuelta de tuerca a los huertos sociales, cuya explotación cede el Ayuntamiento a los vecinos: “Llevan funcionando tres años y ahora queremos dar un paso más y profesionalizarlos para que puedan comenzar a comercializar lo que producen”.

    Educación, gestión de residuos y generación de negocio. Esas son los tres pilares de un proyecto que ha convertido a El Boalo en el km 0 de la sostenibilidad en España. “Y esto es sólo el principio, ya tenemos en mente poner en marcha muchos otros proyectos para mejorar la vida de los vecinos del pueblo”, asegura el alcalde.

     
    Seguir navegando por el mapa
     
     
    DESPOBLAMIENTO RURAL

    DESPOBLAMIENTO RURAL

    ¿Espacios de Oportunidad?